sábado, 2 de abril de 2011

RESUMEN "WHAT'S STRATEGY" de MICHAEL PORTER

RESUMEN BASADO EN
“WHAT’S STRATEGY?”
 de Michael Porter

El posicionamiento estratégico que plantea Porter en su artículo se basa claramente en obtener una ventaja competitiva, saberla mantener y sobre todo, sacarle provecho para dejar claro en la percepción del consumidor o cliente final qué es lo que hace diferente una compañía de otra, cuáles son sus atributos y qué tipo de valor propone.

Muy de la mano con algunos apartes de “Las 22 leyes inmutables del Marketing” de Al Ries y Jack Trout, Porter plantea que no sólo se debe pensar en hacer diferencia “con diseño, producción, venta y distribución” sino que se debe conocer muy claramente qué tipo de tácticas o estrategias implementa la competencia, no para copiarlas sino más bien para hacerlas de una manera diferente, que presente algo de novedoso.

Llama la atención que Porter sugiere tres principios determinantes que se deben tener en cuenta a la hora de pensar  en el posicionamiento estratégico. Estos son:

1.     Crear una posición única y de valor, donde la posición estratégica proviene de:
·         Satisfacer pocas necesidades a muchos clientes.
·         Satisfacer muchas necesidades a pocos clientes.
·         Satisfacer muchas necesidades a muchos clientes (nicho).
2.     Saber qué se debe y que no se debe hacer.
3.     La estrategia no es dependiente de un solo departamento, debe ser construída con la participación de todos los procesos de la compañía.

Un aspecto importante (que tiene que ver con el punto 3 anterior) es que los empleados de una compañía necesitan la orientación de un buen líder para poder entender la estrategia de posicionamiento a la que se le está apostando. Teniendo en cuenta esto, se puede decir que tanto el liderazgo como la estrategia tienen una relación fuerte (y casi de complemento si se quiere).

Para obtener un buen desempeño se debe tener en cuenta que la efectividad operacional y la estrategia son claves y van de la mano para los resultados finales. Se complementan, es cierto, pero también tienen diferencias muy marcadas:


EO
ESTRATEGIA
Hacer lo mismo que la competencia pero mejor
Hacer algo diferente, con valor que posicione.
Actividades individuales excelentes
Integrar procesos de toda la compañía
Limita la creación y la innovación
Definir qué se debe hacer y que no en función del cliente
No tiene definidos tiempos claros
Mínimo 10 años

El origen del posicionamiento estratégico:

1.     Se puede basar en productos y servicios.
2.     Satisfacer las necesidades de un grupo.
3.     Posicionamiento por acceso à Clientes que pueden ser atendidos ofreciéndoles diferentes servicios así sus necesidades sean parecidas a las de otros.

El posicionamiento tendrá éxito si logra transmitir exclusividad y originalidad, exaltar los atributos diferenciadores de la empresa versus la competencia.

Ante el mercado y las tendencias cambiantes hacer una elección estratégica sin fundamentos puede ser fatal. Hay que tener en cuenta al cliente, conocer sus necesidades y cómo desea que le sean satisfechas y bajo qué parámetros.
Se debe procurar salirse de los límites típicos de la imitación, alejarse de todo cuanto no aporte valor y centrarse en los procesos de la compañía para elegir un camino a seguir.

Como bien se viene hablando, la estrategia no es excluyente ni propiedad de un solo sector de la empresa, es un proceso en el que todos deben participar, todos deben estar enterados qué se espera y cómo se va a hacer. Sin duda si se logra una sinergia que apunte a una misma meta, el camino podrá no ser más corto pero si menos complicado de recorrer. Todo lo anterior enmarcado lógicamente en el concepto de “rentabilidad”, lo cual sabemos bien es el gran objetivo final de todo negocio.  


  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada